lunes, 25 de agosto de 2014

2014 08 25 Aínsa.

Seguimos por el Sobrarbe.


La idea inicial era ir hasta Benasque pero la moto se fue de compras a la zapatería y como es así de escogida ella, no le vale cualquier zapato, hasta las 12 no regresó, además por la tarde hacía demasiado calor, mientras rodábamos apunté de nuevo a la diana tiré el dardo y casi en medio, que puntería, no dio en el centro pero acerté en la diana al acercarnos hasta donde se unen los ríos Ara y Cinca, Aínsa. Y es que la leyenda de la Cruz sobre el árbol me gustó mucho y el que no entienda que la reconquista y España se forjaron sobre la base de la Cruz no conoce su Patria. 

Camino de Aínsa con zapatos nuevos.
Subiendo al aparcamiento del castillo, para las motos es gratuito. 

 Torre pentagonal del homenaje o del Tenente,

en ella se encuentra el eco museo.
Unas imágenes del patio y el paseo de ronda,






La plaza mayor desde la muralla

Arquerías del paseo de ronda de la muralla, al fondo Peña Montañesa


La sombra de este monte protector y propicio,
como una manta indiana fresca y rural me cubre:
bebo el azul del cielo por mis ojos sin vicio
como un ternero mama la leche de las ubres.
Neruda.

 Vista de la torre de la Iglesia desde una saetera
abandonamos el patio de armas para adentrarnos en la Villa.

Monumento a los Fueros del Sobrarbe la cruz se sitúa sobre el árbol sobr-arbe. Dice la leyenda que en plena lucha se les apareció una cruz en llamas sobre una carrasca, lo cual les llenó de ánimo y las mermadas fuerzas de los sobrarbenses dirigidos por Garci Jiménez, vencieron, poniendo en retirada a la morisma.
Plaza Mayor, la villa es de origen medieval y cuenta con un casco antiguo de enorme belleza que data del siglo XII, fue declarado conjunto histórico artístico en 1965.








Recorrimos los soportales




Me recuerda este "timbrón"..... a cuantos había que coger de las bolas y golpearlas bien golpeadas hasta que soltaran todo lo que han robado y luego que pidan asilo.
 Prensa de vino,

 el famoso coco, al que no vimos fue al hombre del saco, suerte tuvo está lleno de aldabas.
 Plaza de Alfonso I de Aragón, «clamabanlo don Alfonso batallador porque en Espayna no ovo tan buen cavallero que veynte nueve batallas vençió».


espanta moros, digo espantabrujas es que estaba pensando en el Rey.

















 Iglesia de Santa María,














 terminada en la mitad del siglo XII y declarada Monumento Nacional Artístico en 1.931.
No hay ascensor, hay que pagar por subir y sin abanico, uff.
Para no manchar los zapatos, así se comunicaba la iglesia con el hospital.
Acceso al claustro.
El paseo por el interior a la sombra fué muy grato, además había una exposición de arte.

















parte románico y parte gótico


Impresionante la torre de 30 metros.
El altar,

la pila,
 dos Meninas
y un atril.

Bajamos a la cripta
y salimos como para quedarse allí.
Con el agua bendita salimos a recorrer la villa,
Y nos aliamos con el tiempo en el medievo, 


para que pasara mas lento y aprovechar cada segundo
disfrutando de sus estrechas calles



que nos protegían del calor brindándonos su sombra,




mientras absorbíamos cada detalle  
de las fachadas de sus casas,


















entradas de la muralla,

balcones,



ventanas,



puertas

















y rejas.

Nunca dejo pasar la oportunidad de fotografiar los "timbrones",

me dan sensación de afabilidad,

llamas a la puerta como si dieras la mano, ¡choca esos cinco!.




En el medievo, asirse a la aldaba, servía para solicitar el beneficio de asilo, asilo en sagrado en las iglesias.
Es hora de retornar al presente, tomar un refresco a la sombra, bajo los soportales y continuar la marcha.

Al regreso paramos en el  Desfiladero de Jánovas,

bonito paraje, una belleza entre espinas. 
El pueblo fue expropiado para construir una presa y las casas destruidas para que sus gentes no volvieran, un proyecto que nunca vio la luz.





Seguimos caminando, tras la oscuridad la belleza del paisaje,

sombra y luz

luz y sombra


anticlinal en el congosto.


La boca que bebe el agua se tragó muchos anhelos.
Dejamos Jánovas volvimos a la moto y continuamos hacia Sabiñánigo.
Elion 

En la rotonda que da acceso a la carretera de Biescas, muy cerca de Sabiñánigo encontramos esta obra de Maria Jesús Bruna Puyuelo 1.981, el tema es velocidad-vuelo y a casualidad encima un paramotor, unos ruedan otros vuelan, Kairós tou poiesai a Kyrio.

 nos desviamos siguiendo al paramotor hasta Larrés, 
y ver su castillo convertido hoy en museo del dibujo Julio Gavín, gran labor la de "amigos del serrablo".

Un rápido recorrido por el pueblo




Escultura de Javier Sauras Viñuales, junto a la entrada al museo.
No podía faltar el espantabrujas, 
cogimos la escoba y salimos pitando, corre que se va la luz
Jaca.
Carpe diem, quam minimum credula postero.
Saludos.

9 comentarios:

  1. Precioso viaje al pasado.. un pueblo de los que me gustaría recorrer tranquilamente.
    Ya me contarás lo de las Nabatas...
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andaaaa te pillé no lo has leído, viene la historia de las Almadías, nabatas en Aragón, en una de las fotos. Otro de los bonitos pueblos de Huesca con mucha historia y que la conserva. Abrazossssss.

      Eliminar
    2. Qué no¡¡¡ que en el móvil no se veía¡¡

      Eliminar
  2. En Ainsa dormí en mi ruta pirenaica, a tirón desde León pasando por Zaragoza, conclusión no vi pràcticamente nada. Que semanica mas guapa para conocer por allí.
    Y si li leí pero como los otros merece una relectura.
    Saludando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si dormirías en la moto como los Hunos en los caballos, menuda paliza para el primer día. No era por ti lo de leer chincha. Abrazossss pero no muy efusivos eh, que ya me ofreciste los marianos.

      Eliminar
  3. Precioso reportaje todo su contenido es enormemente ilustrativo, con fotografias hermosas.
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que para eso lo hago para compartirlo, gracias me alegro que te guste.

      Eliminar
  4. Buen reportaje Kike

    Que buenos recuerdos

    Vsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco muy gratos, siempre que regreso es como volver a casa.

      Eliminar