martes, 14 de julio de 2015

2015 07 14 Santianes de Pravia.

Si en Santianes no hay... nos vamos a Agones.





Hacía tiempo ya que queríamos ir a Santianes de Pravia a ver la mas antigua de las Iglesias del prerrománico Asturiano, y de paso acercarnos hasta el que fue uno de los pueblos en los que transcurrió mi infancia, así que decidimos salir por la tarde aprovechando que lucía el sol, y es que la última vez que vinimos a Pravia no nos acogió muy bien el tiempo, menos mal que hice la comunión en la Colegiata que si no, no cruzamos el puente, pero no hay nada que detenga al que se crió entre cuervos.

Aves de poca valía 
Que de hambre sentís pena 
Venid en mi compañía, 
Pues de carne ajena o mía
 Os daré la panza llena.
Pravia la Flavium Avia de Vespasiano, capital de los Pésicos, fué capital del reino desde el 774 al 791; 
Silo casado con Adosinda nieta de Pelayo, traslada la corte de Cangas de Onis a Pravia por su buena posición geoestratégica, ya que estaba en el último tramo de La Mesa vía que comunicaba el centro de Asturias con Astorga. y Lugo de Llanera con Lugo.
Llegamos a Santianes, aparcamos y nos dirigimos al museo, desde donde parten las visitas guiadas a la Iglesia y nos encontramos con estas curiosidades:
La piedra laberíntica.

Hay partes, que fueron de la Iglesia, en el panteón de los Selgas en Cudillero.
Fué fundada en Honor de San Juan  Apostol y Evangelista.


Candelero hispano-visigodo, esmaltado, de bronce dorado al fuego, hallado en las excavaciones realizadas por Menéndez Pidal en 1975.
Lápida con talla de palacio antiguo, cabe la posibilidad de que reprodujera el palacio de Silo y Adosinda.

Esta composición me hizo recordar que me falta ir en moto a Santa María de Bendones, habrá que ponerle remedio.
Una vez recorrido el museo nos dirigimos al lugar elegido, por el Rey Silo y Adosinda, para erigir el Templo.
A finales del siglo VIII se construye la Iglesia cortesana de San Juan Apóstol y Evangelista, y el palacio del que no queda vestigio.
Aquí tuvo lugar el último gran debate cristológico de la Cristiandad occidental, la polémica del Beato de Liébana contra Elipando de Toledo, defensor de la interpretación adopcionista de la divinidad de Cristo.

La Iglesia permaneció intacta hasta el siglo XVI.
Durante los siglos XVII y XIX sufrió profundas transformaciones,






Silo Rey trajo la arqueta con las reliquias de Santa Eulalia a Asturias y las colocó en esta Iglesia.


Aquí fueron enterrados Silo, Adosinda y Mauregato.


En el Altar Mayor hay un calvario de madera de estilo románico, de finales del siglo XII o principios del XIII. Parcialmente destruido en tiempos aciagos, fue arrojado al fuego, por los del mismo signo que los abanderados de ahora de la cultura y del arte.
El Cristo que, según dice la tradición, llegó flotando por el río y los vecinos lo encontraron y llevaron a la Iglesia, mide dos metros de altura y las imágenes 1,40 metros. 

Retablo renacentista en madera dorada de 1650, se atribuye a Luis Fernández de la Vega y está dedicado a Nuestra Señora del Rosario.
Retablo barroco, dedicado a San Pedro y realizado en madera policromada
Baptisterio con forma de piscina bautismal y desagüe en el centro, único en las iglesias asturianas.
Una vez llena la saca de arte e historia nos dirigimos a ver el rincón de las aves.
Tocamos al timbre unas cuantas veces y como no hay..... nos fuimos a Agones, mas que ahorramos.

Regresando hacia Agones

nos cruzamos con dos conocidos.
Revolvimos un poco por el pueblo,
y por donde vivimos.

Las escuelas nacionales, no me olvido de los pupitres con tintero y su tapa de pie de copa de cristal, todos juntos en una sola aula, enanos y los que estaban ya tiernos y preparados para ser cocidos... en el mítico San Luis de Pravia, mi hermano mayor puede dar fe de lo bien que amasaban allí.
Fachada y antigua campana de la Iglesia de San Miguel de Agones.
Paramos a tomar un refresco en el bar, hoy la cabra azul, donde, si había en el bolsillo algunas perronas, tomábamos el refresco, o en el patio azul, después de correr por la pista, pescar y coger anguilas en el arroyo del cogollo o trastear por la Bahua,
y si no a la fuente, la fuente jo la fuente, lo mismo se rompe uno una muñeca que una botella en la rodilla, o se enreda en la alambrada, o se queda atrapado con la cabeza entre los barrotes o se parte un brazo por tres sitios; que brutos éramos.
«Al pie de un árbol sin fruto 
me puse a considerar." 
Que l’ home que sal borrico 
non lo puede remediar.
Yo creo que estoy en la foto, salimos de Agones y como es temprano aún tomamos camino de Salas.
Aparcamos cerca de la Colegiata de Santa María la Mayor, monumento Nacional del siglo XVI. gótica con elementos renacentistas.

Entramos a fisgar.
Mausoleo de Fernando Valdés Salas, realizado en alabastro por Ponpeyo Leoni y que también fue bastante dañado por los de la ceja de antes, defensores de "su" cultura y "su" arte, nada menos que el mausoleo del fundador de la Universidad de Oviedo, afortunadamente pudo ser restaurado en parte por el escultor Victor Hevia.



Capilla y torre del Palacio de Valdés Salas 
La torre medieval del siglo XIV.
Escudo de armas de Valdés-Salas.
Entramos a ver la capilla
dedicada a sala de exposiciones y oficina de información turística.
Ver sin ser vistos.

La tablet de antes.
De ahí pasamos a el museo prerrománico de San Martín
que se encuentra en la torre.
cruzamos el foso,
miramos atrás,
y entramos.
Cotilladero.
Se encuentran expuestas un conjunto de piezas y lápidas epigráficas
del siglo X, procedentes de la Iglesia de San Martín.

Cogemos el ascensor que lleva a la siguiente planta.

Lápidas.

Ascensor.
Techo del ascensor.
Salimos a contemplar las vistas de la ciudad

La colegiata desde la torre,

el palacio
y el río Nonaya

Tomamos el descensor 

y salimos de la torre antes de que nos cierren que es la hora. Un día provechoso, no pude llevarme nada material que hay cámaras, pero llenamos la saca. A la salida de la torre pasamos un buen rato de amena charla sobre montaña y escalada con el amigo Jose Luis Menéndez mientras tomamos algo, incluso hablamos de ¡fantasmas!, que habelos haylos y a porrillo.

Saludos.









6 comentarios:

  1. Amigo Enrique y Teri, Impresionante trabajo, rico en comentario, superior en la fotografía,todo ello sintesis de una historia preciosa, ¡Gracias por ayudarnos a conocer la bella Asturias, que no decaiga.
    Un abrazo a los dos.
    Alf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alf, tenemos algo de arte e historia que contar por los pelos, que poco mas y no dejan una piedra los cultos cejotos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Mira por dónde veo Santianes por dentro que nunca entré y tampoco al museo. Gracias por mostrarlo.
    Buenas fotos y amena lectura como de costumbre.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  3. Pues pasa y mira aunque solo hay eso, lo guapo se lo llevaron o compraron, entre lo que unos quemaron y otros vendieron gracias que queda algo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tu en tu línea, si al final te vas a ganar un par de.....ovaciones .
    Mancanta, abarazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de Pravia ya empezamos a expandir y a tontear con Astúrica y aLeonámosnos, luego hasta Graná, y pallá del charco y al séptimo descansamos oye. Calla oh que por ahí también hubo quemas y expolios y ventas y y y...Cuando deshiele por ahí ya no vamos a conocer a Dani, embarazoso abarazo.

      Eliminar