sábado, 15 de agosto de 2015

2015 08 15 Pola de Laviana.

XI Concentración de Motos Clásicas.



El amigo Polo nos invita a su casa y a asistir a la Concentración de Motos clásicas que organiza Sanglas Asturias en Pola de Laviana, acudimos a la cita detrás de nuestros amigos Alejandra y Dani, que aguante tienen, todo el día pegado como una rémora.
De lo material me quedo con estas dos joyas,
en cuanto a lo personal, puedo decir que las superan  con creces,
los dos diamantes, talla brillante, que son el y su esposa.
 Tras una tarde llena de atenciones, 
asombrados,
 arrancamos las motos,
 bajo vigilancia por si hacíamos el ganso,
y  bajamos a devorar algo a Pola.
 Una vez encontrados,
 paseamos,

vimos la procesión,
y retornamos a nuestras casas que al día siguiente hay que volver a la concentración.

 Suena el despertador,...... y aparcamos nuestras motos
cerca de la plaza del ayuntamiento,
que es donde se hace la concentración.
Tras un café empezamos a fotografiar las que ya estaban allí,
Las Sanglas las primeras,


se suma alguna Vespa.



van llegando mas participantes.



Empieza a ponerse interesante y animada la plaza.




Las Sanglas aportan colorido,

 y llaman la atención.




Hondas,

 BMW,s,





 Lambrettas y Vespas se suman al evento.


 y alguna curiosidad,

 pero no veo ninguna Harley Vespinson.

Parece que ya los últimos han llegado
 y todo apunta

A que  se va a dar el pistoletazo de salida.
Comienza la ruta,
 bien dirigida y señalizada
 por la organización,
 que transcurre por
 Laviana, La Felguera,
 Gargantada, Carbayín,
 La Cruz, Bimenes,
 La Falla de los Lobos, Laviana.
 Buen recorrido.
 Nos adelantamos con Dani
y paramos donde se puede,
 para sacar algunas fotos
 de los ruteros.
 Nos incorporamos de nuevo como vagón de cola al tren.


En  la quintana, Bimenes,
 un alto técnico. 


 Parece Peñamayor, pero no estoy seguro.
 Charla,
picoteo,
y foto del grupo.
Entre unos que se van contentos,

y otros que continúan felices,
 la ruta parece del todo exitosa.


 Todos los participantes llegan sin novedad al aparcamiento,
 del lugar donde se va a celebrar la comida.

Otra foto de los participantes y comensales, en la que faltan bastantes, que en el comedor había muchos mas, doy fe.
Y en esta me hubiera gustado regresar a casa de pasajero después de la comilona, que la saca va a tope incluyendo algún que otro regalo obtenido en el sorteo. Un buen día de ruta para recordar.


Saludos.





3 comentarios:

  1. Un par de días disfrutando de la hospitalidad de Polo.. buenos recuerdos sin duda :)
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  2. Había mucho mas que decir y mostrar pero la recta ratio agibilium (sacado de por ahí, que el latín me lo dejaron para septiembre) es primordial, la sidra también la hace exquisita. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Fue un placer compartir este dia con vuestra grata compañía , una vez mas Gracias

    ResponderEliminar